¿QUE ES Y PORQUE COMPOSTAMOS? Compostar es un proceso de descomposición biológica, en el cual materiales vegetales como frutas, verduras, podas, pasto, hojas, etc. se descomponen transformándose en compost. El compost es un material muy rico en materia orgánica (muy similar a la tierra húmeda y oscura de los bosques), es un excelente mejorador del suelo y un abono natural para jardines y huertos. Así al aplicar compost, estamos, mejorando no solo la fertilidad, la actividad biológica, la aireación y la capacidad de retención de agua en nuestros suelos, estamos, a la vez favoreciendo la salud de las plantas y la calidad de nuestros alimentos. Al compostar estamos reciclando residuos orgánicos y así reduciendo de manera significativa la cantidad de basura producida que de otro modo terminarían en rellenos sanitarios, impactando negativamente el medio ambiente (principalmente a través de la contaminación del subsuelo y napas subterráneas y la emisión de gases de efecto invernadero como el metano). Si consideramos que aproximadamente un 50% de los residuos que producimos en los hogares son orgánicos y que en Chile de ese porcentaje solo un 0,4% es compostado, los beneficios de comenzar a compostar son enormes. Al compostar estamos reduciendo nuestra producción de basura, contribuyendo a la producción de alimentos orgánicos y nutritivos, cuidando el medio ambiente, y sobre todo fortaleciendo nuestra resiliencia y sostenibilidad a nivel local y global.

¿COMO COMPOSTAR?

El proceso de compostaje se lleva a cabo gracias a la acción descomponedora de millones de organismos y microorganismos como los hongos, las bacterias, los gusanos, etc. Para que este proceso de descomposición de residuos orgánicos se lleve a cabo de buena manera se requieren ciertas condiciones no solo de temperatura, aireación y humedad. La diversidad, el estado y la cantidad de residuos juegan un rol vital. A continuación, te iremos explicando como hacer un buen compost paso a paso.

Material elaborado por Paz Bernaschina y Paula Rosales

Fundación por la Permacultura

porlapermacultura@gmail.com

¿Dónde y cómo armamos la pila de Compost?

  • Lo primero es tener un buen lugar para colocar el compost. Idealmente se requiere de aprox. 1 x 1 metro de espacio en el jardín, para iniciar el proceso.
  • Aunque un buen compost puede armarse directamente en terreno (pila de compost) sin un contenedor, lo ideal a nivel domiciliario es utilizar una compostera ya que permite mantener las condiciones más controladas. Esta puede ser de madera, pallets, plástico, entre otros.
  • Lo ideal es que la pila de compost o la compostera estén ubicadas en un suelo parejo, con buen drenaje (se producen muchos fluidos), parcialmente con sombra, protegido de viento fuerte y la lluvia. Y ojalá directamente sobre la tierra, así todos los microorganismos y agentes descomponedores que se requieren en el proceso pasarán solos a la mezcla. En caso contrario, si se utiliza una compostera cerrada, se recomienda agregar a la mezcla unos puñados de compost viejo o tierra para aportar los microorganismos que ayudaran a iniciar el proceso.

 COMENZANDO CON EL COMPOST

 

  • Para iniciar un compost se van añadiendo por capas, materiales verdes y cafés (mirar tabla más abajo) para así ir aportando de manera proporcionada residuos húmedos y ricos en proteínas (ricos en N), así como residuos secos y ricos en carbohidratos (ricos en C). La correcta proporción (C:N) de estos residuos permitirá que los microorganismos descomponedores puedan reproducirse y desarrollarse correctamente favoreciendo el proceso de descomposición y la calidad del compost final.

 

¿QUE MATERIALES INCLUIR EN EL COMPOST?
Cafés (secos) Verdes (húmedos)
Aserrín, virutas de madera, paja Restos de frutas y verduras (picar si son muy grandes o duras). Se pueden incluir cítricos, cebollas, especies y hierbas
Hojas secas y algunas perennes picadas Restos de café, bolsas de té, cascaras de huevo.
Cartones, papeles y bandejas de huevo picados Estiércol de animales herbívoros (caballos, oveja, vaca, pollos, conejo, etc.)
Pasto cortado ya seco. Pasto recién cortado
Restos de podas picadas (5 cm aprox.) Restos de pan o comida cocinada en baja proporción
  • Es recomendable trozar los restos de residuos antes de incorporarlos en la pila de compost para acelerar su proceso de descomposición.
  • Siempre después de una capa de residuos verdes incluir una capa de residuos café (o mezclar bien) así evitamos la llegada de insectos y los malos olores.
  • Es recomendable tapar la compostera ya sea con malla o con madera (que permita la aireación), para evitar así la llegada de moscas, roedores, etc.
  • NO SE RECOMIENDA INCLUIR EN EL COMPOST: desechos de origen animal (huesos, carne, pescados) ya que pueden emitir olores y se degradan muy lentamente; cenizas de carbón; excrementos de animales carnívoros y humanos; aceites, grasas y/o derivados; productos lácteos; malezas y plantas enfermas; cualquier tipo de material inorgánico (ej. vidrios, latas o plásticos).

MANEJOS Y RECOMENDACIONES

  • Revolver las capas de la compostera (o voltear la pila de compost) periódicamente (ojalá una vez por semana) para que circule el aire y se acelera el proceso de descomposición.
  • Preocuparse de mantener el compost siempre húmedo para favorecer el proceso de descomposición. Para medir humedad apriete un puñado del material de la pila en su mano. Si puede hacer una pelota de material con la mano sin que ésta gotee o se desmenuce fácilmente, está correcto (como una esponja bien estrujada). Si está muy seco, agregue material húmedo (verde) o rociar con agua. Si esta muy húmedo, agregar más material café como hojas secas o cartones.
  • Dependiendo de qué materiales se ha añadido al compost y si se voltea frecuentemente, la temperatura dentro del compost se elevará debido al calor generado por la actividad de los microorganismos. La temperatura es así un buen indicador de la actividad biológica dentro del compost. Cuando el compost esté casi listo, la temperatura bajará sin importar cuantas veces lo voltee.

PROBLEMAS Y SOLUCIONES

 

Problema Causa Solución
Mal olor Falta de oxígeno.

Demasiada agua.

Demasiado material verde.

La pila es muy compacta o grande.

Voltee la pila

Agregue hojas secas, aserrín o paja

Agregue material café

Voltee la pila o disminuya su tamaño

Centro muy seco Falta de agua. Voltee y humedezca
Temperatura no sube La pila es muy chica.

Falta material verde Tiempo frío

Agregue materiales o aisle los lados

Agregue cortes recientes de pasto o restos de vegetales o frutas

Pila muy húmeda Excesiva lluvia.

Excesivo riego.

Tapar con plástico, cuidar que se permita la aireación a través de hoyos.

Agregue material seco (hojas, aserrín, paja). Revolver

Moscas y otros Restos de cocina. Cubra los restos de cocina con tierra, compost viejo u hojas secas.

COSECHA Y APLICACIÓN DEL COMPOST

  • Dependiendo de los materiales incorporados,  las condiciones propias de temperatura, humedad, etc, el manejo del compost, este estará listo para ser cosechado en un período de 3 a 9 meses. El compost maduro se identifica inmediatamente por su aspecto similar a la tierra, su tonalidad color café y sin olor a descomposición.
  • Una vez que el compost este listo se recomienda harnearlo con una rejilla de 1 por 1 centímetros para su mejor aplicación y manejo.

Dosis recomendadas

  • Para maceteros use 1 parte de compost por 3 partes de tierra
  • Para iniciar huertos, flores y prados nuevos mezcle 2 – 3 kilos de compost por cada metro cuadrado, incorporándolo a la tierra.
  • Para árboles coloque el compost sobre el suelo en una capa de hasta 5 cm, desde unos 15 cm del tronco hasta cubrir el ancho del árbol (Aprox. 2kg por árbol).
  • Para obtener té de compost llene una bolsa de tela con un litro de compost. Amarre la bolsa y colóquela dentro de un balde lleno de agua durante toda una noche.

Material elaborado por Paz Bernaschina y Paula Rosales

Fundación por la Permacultura

porlapermacultura@gmail.com